El encargo

EveryThink buscaba generar una experiencia para el usuario que no le dejara indiferente y le sumergiera en su nuevo concepto de comunicación.

No trabajan para las marcas, se sumergen en ellas.

La solución

Establecimos los valores de la empresa por medio de la estética, nos deshicimos de contenidos y secciones que no eran necesarios y dimos vida a la web. Diseñamos el universo EveryThink y brindamos al usuario la posibilidad de adentrarse en él.

Ha sido un proyecto muy divertido, dado que no es el tipo de trabajo que hacemos habitualmente, y trabajar con EveryThink ha sido todo un placer, nos han ayudado con su energía para dar vida a toda la web.